Blog de elconsumismo1123

El no a la obsolescencia programada

Que es?

La obsolescencia programada u obsolescencia planificada es la determinación o programación del fin de la vida utíl de un producto, de modo que, tras un período de tiempo calculado de antemano por el fabricante o por la empresa durante la fase de diseño del mismo, este se torne obsoleto, no funcional, inútil o inservible por diversos procedimientos, por ejemplo por falta de repuestos, y haya que comprar otro nuevo que lo sustituya. Su función es generar más ingresos debido a compras más frecuentes para generar relaciones de adicción (en términos comerciales, fidelización) que redundan en beneficios económicos continuos por periodos de tiempo más largos para empresas o fabricantes. El objetivo de la obsolescencia no es crear productos de calidad, sino exclusivamente el lucro económico, no teniéndose en cuenta las necesidades de los consumidores, ni las repercusiones medioambientales en la producción y mucho menos las consecuencias que se generan desde el punto de vista de la acumulación de residuos y la contaminación que conllevan. Esta práctica ha creado un creciente malestar entre los consumidores, por lo que en tiempos recientes, activistas, medios de comunicación, organizaciones e incluso los mismos consumidores y varias empresas están llevando acciones para revertir esta práctica.

Modelo para redactar una carta de queja de consumidor.

[Su domicilio]
[Su ciudad, estado y código postal]
[Fecha]

[Nombre de la persona de contacto]
[Puesto/cargo]
[Nombre de la compañía]
[Domicilio]
[Ciudad, estado y código postal]

Estimado/a [nombre de la persona de contacto]: 

Me dirijo a usted para informarle que el [fecha], compré [o hice reparar] un [nombre del producto con el número de serie o modelo o el servicio realizado]. Hice esta compra en [lugar, fecha y otros detalles importantes sobre la transacción].

Lamentablemente, su producto no funcionó bien [o el servicio fue inadecuado] porque [explique el problema].

Mucho apreciaré que [explique la acción especifica que desea] para resolver este problema. Adjunto copias [copias, y no lo originales] de los comprobantes de la transacción [recibos, garantías, cheques de pago, contratos, números de serie y modelo, y cualquier otro documento que tenga en su poder] concernientes a esta compra/reparación.

Quedo a la espera de su respuesta y una resolución para mi problema. Esperaré [establezca un plazo de tiempo] antes de buscar asistencia de un tercero. Por favor, establezca contacto conmigo enviando una carta al domicilio indicado anteriormente o llamando a [números de teléfono de su casa u oficina con los códigos de área].

Atentamente,

[Su nombre completo]
[Número de cuenta]


A lo largo del tiempo se han podido crear productos para la falla de la obsolescencia programada como estos:

1. Bombillas eléctricas

En algunos museos todavía se pueden ver encendidos los primeros focos de Thomas Edison, después de más de 100 años. Sin embargo, las bombillas que utilizamos hoy en día suelen durar, como mucho, uno o dos años. ¿Por qué? Si un producto dura años, el negocio no sería rentable ya que la gente no seguiría comprando bombillas. Así que decidieron fabricar lámparas con un filamento que al cabo de cierto tiempo, se rompiera. Un poderoso lobby de fabricantes de lámparas, el cártel Phoebus, presionó para limitar la duración de las bombillas. En los años cuarenta consiguió fijar un límite de 1.000 horas. 

2. Baterías y equipos electrónicos

¿Todavía tienes en funcionamiento tu viejo y pesado Nokia? Quizás el nuevo modelo no dure tanto, y no porque no sea bueno, sino porque muchas de las aplicaciones que utilizas ya no correran si no actualizas el sistema operativo; o quizás porque su batería dure cada vez menos o alguna de sus partes se rompa al golpearse y no haya forma de cambiarla. Muchos dispositivos como notebooks, reproductores de MP3 y tabletas programan su obsolescencia a través de las baterías.

3. Coches

El coche modelo T de Ford fue un éxito para la industria automovilística americana, pero tenía un problema que en los años veinte era todavía incongruente: estaba concebido para durar. Ese fue su fracaso. General Motors, su competencia, dejó de lado la ingeniería y apostó por el diseño. Dio retoques cosméticos a sus coches, lo que le permitió que los clientes cambiaran de modelo muy a menudo. ¿A quién le importaba que el motor funcionara diez años, si en poco tiempo cambiaría el coche por otro de distinto color o con algún arreglo superficial?

Además, los fabricantes descontinúan partes que de otra manera podrían estar disponibles para las reparaciones. A diferencia de los primeros modelos, los automóviles son accesorios de moda, y por tanto, sólo se los mantiene por unos pocos años.

4. Los libros de texto

Cuando era chica, Internet era un privilegio de pocos y una tecnología desconocida para el común de los mortales. Los alumnos llenábamos la biblioteca de los colegios para poder realizar una tarea completa, consultando gordos y pesados tomos de enciclopedia. Al finalizar el año, quienes no tenían hermanos menores vendían el libro de texto utilizado y los demás, lo guardábamos intacto para los más pequeños del hogar.

Esta pequeña estrategia familiar no pudo sobrevivir mucho tiempo, ya que los editores decidieron realizar pequeños retoques anuales en sus libros. En general, la información es la misma, pero se distribuye de manera distinta, se quitan y se agregan algunos detalles. Las maestras piden la nueva edición y cierran el ciclo de obsolescencia de un libro que podría tener una larga vida útil. No tienes porqué sumarte a esta locura, una charla amena con las autoridades del colegio podría hacerlos cambiar de opinión.

5. Software

Al igual que el caso anterior, muchos programas son incompatibles con los archivos o las versiones anteriores. Actualizaciones que ofrecen mejoras y, sobre todo, una mayor seguridad, siempre son bienvenidas en la comunidad de usuarios. Sin embargo, una nueva versión de un sistema operativo, implica muchísimos cambios, ya que nos obliga a utilizar las actualizaciones más recientes de muchos de los programas que usamos en él.

Pero el tema no termina en software, ya que los avances en los programas a menudo impulsan las ventas de hardware, ya que las versiones más nuevas requieren máquinas cada vez más potentes, con mayor memoria RAM, una pantalla táctil, mayor capacidad en el disco rígido y mucho más.

6. Videojuegos

En general, la política de las empresas de videojuegos se mantiene firme en la idea de no dejarnos disfrutar de los juegos viejos en las consolas nuevas. Cuando el Super Nintendo salió a principios de 1990, convirtió a la Nintendo Entertainment System en un aparato obsoleto. La enorme biblioteca de la consola de 8 bits no se podía utilizar en la nueva. Esta falta de compatibilidad impulsa la venta de los nuevos dispositivos y de cada uno de sus juegos.

7. Cartuchos de tinta

Todos sabemos que una serie de nuevos cartuchos de inyección de tinta puede costar más que la propia impresora, por lo que reducimos al mínimo las impresiones. Sin embargo, es muy difícil evitar el derroche, ya que muchos cartuchos de tinta vienen con chips inteligentes que desactivan la impresión cuando uno de los colores llega a un cierto nivel. Es normal que tanto los fabricantes como los proveedores nos aconsejen no utilizar cartuchos genéricos, y sin embargo, estos funcionan de la misma manera. Además, aquellos que nos permiten volver a llenarlos de tinta evitan que desechemos innecesariamente el plástico con el que están hechos.


ALARGASCENCIA

Si eres de las personas que se resisten a cambiar de teléfono móvil una vez al año, incluso aunque se rompa la batería o saquen un modelo “mejor”; si has comprobado que usas el taladro menos de 5 veces al año y no le ves la lógica a comprar uno nuevo; si tienes o necesitas ropa de bebé que dura menos de tres meses… ¡Bienvenida a alargascencia!

Bienvenidos a la Alargascencia, el directorio que alarga la vida útil de los productos:arreglando,compartiendo, reparando, alquilando, intercambiando o utilizando productos de segunda mano.Esta es la alternativa que proponemos al consumo lineal, que han impuesto los mercados y las grandes empresas, y a la obsolescencia programada y percibida.Cierra círculos y acaba con el sistema actual de extraer recursos naturales, usarlos o malgastarlos y tirarlos.

La ingente producción de residuos y el despilfarro de recursos en vertederos e incineradoras tienen solución: reducir, reutilizar y reciclar. El reciclaje es una excelente opción cuando un producto ha perdido su utilidad y no se puede aplicar ninguna de las opciones previas: la reducción o la preparación para la reutilización.

La Alargascencia es una asociación  ecologista con la misión de fomentar el cambio local y global hacia una sociedad respetuosa con el medio ambiente, justa y solidaria.Destacan por su trabajo para avanzar la construcción de una ciudadanía social y ambiental comprometida.Proponemos la puesta en marcha de alternativas concretas para fomentar una agricultura y alimentación sana, justa con el medio ambiente y con las personas, para avanzar hacia un modelo energético limpio y en manos de la ciudadanía y para reducir el uso de recursos naturales, con iniciativas de residuo cero y la reducción del sobre consumo lineal (extraer, usar poco tiempo, tirar). Trabajamos por el bien común de las personas dentro de los límites del planeta.

Dale otra oportunidad a eso que se ha roto, o a lo que otra persona ya no necesita.

Da gusto ver cómo en Suecia fomenta la alargascencia reduciendo los impuestos a los negocios de reparación.Esta medida iniciada por los suecos, me indica que hay esperanza, y que una economía circular vendrá para quedarse, sustituyendo a la economía lineal donde es el comunismo es el motor del crecimiento.

Dale una segunda oportunidad:

1.- Restaura, reparar o arreglar lo que ya tienes:No hay nada peor que tirar o deshacerte de algo que te encante porque se rompa. Y no hay nada mejor que recuperarlo porque ha podido arreglarse, ahorrándote además, comprar uno nuevo.Puedes hacerlo tú mismo y marcarte un DIY restaurando un mueble antiguo (con los miles de tutoriales que hay en internet, ¡no vale decir que no sabes!). O puedes acudir a un profesional si no tienes tiempo o no te apetece arreglarlo tú mismo.

2.- Tiendas de segunda mano o vintage: Se encuentran verdaderas joyas. Esta opción me encanta, porque se encuentran verdaderos tesoros y a un precio de ganga.

3.-Alquiler:¿Para qué comprar si puedo alquilar? Tengo servicio de bici alquilado durante un año para utilizar cuando quiera con paradas repartidas en toda la ciudad. 

4.-Mercadillos de segunda mano y trueque: Este tipo de eventos son muy cercanos y se conoce a gente muy interesante, además de poder encontrar verdaderas joyas.



5.-Intercambio con otras personas: Si tienes amigos, familiares o vecinos que estén en la misma honda que tú, podéis intercambiar vuestras cosas. Siguen teniendo validez, solo que la otra persona ha dejado de usarlo por el motivo que sea. Si a ti te gusta y le vas a dar uso, ¿qué mejor alternativa? Y alargarás su vida útil.

6 .- Ropa: Ahora tengo en cuenta la calidad de la prenda ¿cómo? Fijándome en el material, en las costuras y en el lavado que requiere. Buenos materiales, costuras consistentes y una exigencia de lavado normal, son pistas que nos ayudan a valorar la propia prenda. No hace falta que vayas a grandes marcas, donde pagas más por la imagen que por la buena calidad. Si te gustan estas marcas, genial también, sólo te aviso que tampoco es garantía de buena calidad.

7.- Muebles: Un mueble de IKEA normalmente no va a durar mucho. Hace un apaño, sí, pero no es la mejor idea ya que probablemente acabe en unos años en el contenedor. Invertir en un buen mueble, que dure y encaje con el resto de la casa, es para mi gusto la mejor opción.

8.- Electrodoméstico o producto electrónico: Aquí recomiendo mirar foros, preguntar a personas profesionales del sector, o a personas que conozcas que te den su opinión sobre sus aparatos. Es recomendable estudiar previamente la mejor marca y modelo, que tengan un servicio técnico disponible y que funcione bien. De esta forma aseguras la reparabilidad de tu electrodoméstico o producto electrónico en un futuro.

¿Qué fue lo último que llevaste a arreglar o reparar y cuándo? Yo llevo bastante tiempo buscando un lugar para reparar un móvil y no he encontrado ninguno que pueda arreglarlo. Lo último que reparé fue un bolso-mochila que llevo siempre conmigo, ya 3 años. Me encantará saber tu experiencia con la alargascencia.


Link del Listado de asociaciones del consumidor 

https://www.indecopi.gob.pe/documents/127561/189314/RegistroOficial-AsociacionesConsumidores.pdf/455b75b4-1918-4c06-a8d4-737dbbf1912d

Fotografias de los lugares que uno puede reparar sus objetos 



Resultado de imagen para fotografias de los establecimientos de objetos para reparar



Gonzalo Guevara , Franco Navarro y Favio Cabrera 









Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: